¿Qué es un ataque del 51%?

Bitcoin se asegura haciendo que todos los mineros que procesan transacciones en una red se pongan de acuerdo en un registro compartido llamado blockchain.

Un ataque del 51% es un ataque que tiene un 51% de posibilidades en una de esas redes, cuando una organización gana el control de la potencia de minado de esa red o del hashrate y puede decidir qué transacciones aprobar. Este control puede impedir las transacciones y permitir que las monedas se gasten más de una vez en un proceso llamado doble gasto. Se pueden intentar ataques con menos control de la red, pero las tasas de éxito serán menores. Un ataque del 51% no toma todo el poder sobre la red de bitcoin, y cuanto más lejos estén en la blockchain, más seguros estarán contra un ataque.

¿Cuáles son las consecuencias de un ataque del 51%?

Los atacantes sólo pueden modificar las transacciones dentro de los bloques más recientes y no pueden hacer nuevas monedas de la nada, tienen que haber sido recibidas como recompensas de minería de bloques. En teoría, dado que la red es libre y abierta, si uno tiene suficiente poder computacional podría tomar el control de una red, porque no hay ninguna autoridad que lo impida. Sin embargo, si se produjera este tipo de ataque, la confianza en el bitcoin disminuiría y su valor como moneda se reduciría.

Con el auge de los pools de minería -en los que grupos de personas minan juntos- este tipo de ataques es cada vez más probable, pero el daño que pueden causar es limitado.

¿Es probable un ataque del 51%?

Con los actuales niveles de dificultad de la minería de red, ni siquiera los gobiernos a gran escala podrían montar fácilmente un ataque del 51%.

Deja un comentario