Horquilla dura

Un Hard Fork consiste en una modificación drástica del protocolo. Puede implementarse para corregir importantes riesgos de seguridad encontrados en versiones anteriores del software, para añadir nuevas funcionalidades o para revertir transacciones si condiciones extremas, como hacks, lo han considerado necesario.

Dicho proceso hará que se revierta la validez de los bloques y las transacciones, por lo que requiere que todos los nodos o usuarios se actualicen a la última versión del software del protocolo.

Es una divergencia de la versión antigua de la blockchain y los nodos que ejecutan versiones antiguas no son aceptados por la nueva versión.

Deja un comentario