Explicación de los Hash Rates de Bitcoin

Las tasas de hash son un factor importante que los mineros utilizan para determinar los beneficios. Aquí hay un manual para ayudar a entender cómo funcionan.

Conceptos básicos de la tasa de hash

El hash es un proceso de transformación que convierte cadenas de datos en una longitud fija de secuencias alfanuméricas. La tasa de hash mide el número de veces que se puede calcular una función hash por segundo.

Una función hash -que para bitcoin en SHA256- toma una entrada de cualquier longitud y produce una salida con una longitud especificada. Sin embargo, con las funciones hash, la misma entrada siempre producirá la misma salida, y si quieres encontrar una entrada que se convierta en una salida específica, tienes que probar entradas aleatorias hasta que encuentres las correctas.

Hashes y minería

La tasa de hash mide la potencia de la máquina de un minero de Bitcoin, y por lo tanto, el beneficio esperado del minero es directamente proporcional a la tasa de hash.

Para minar Bitcoins, los mineros deben utilizar una entrada que incluye una lista de las transacciones más recientes que necesitan ser verificadas, con un hash menor que un valor especificado, que se ajusta periódicamente. Cuando un minero encuentra el valor, éste se emite, se verifica un conjunto de transacciones incluidas y ese conjunto se convierte en el siguiente bloque de la cadena de bloques de Bitcoin.

La única manera de que los mineros encuentren estos valores es buscándolos, y se ha desarrollado un hardware cada vez más rápido para calcular rápidamente la función hash SHA256. Además, algunas máquinas pueden calcular trillones de hashes cada segundo. Por ejemplo, cuando la red alcanza una tasa de hash de 10 Ths, eso significa 10 billones de cálculos por segundo.

La red bitcoin debe realizar estos cálculos intensivos y con operaciones relacionadas con la criptografía por motivos de seguridad.

Deja un comentario