El cifrado César para encriptar mensajes

El cifrado César, también conocido como cifrado por desplazamiento, es una forma de cifrado de mensajes conocida por ser una de las más antiguas y sencillas. Este tipo de cifrado por sustitución fue utilizado por primera vez por Julio César. Su funcionamiento es bastante sencillo, ya que se trata de un cifrado por sustitución en el que cada letra del mensaje original (que en criptografía se conoce como texto plano) se sustituye por una letra correspondiente a un número determinado de letras desplazadas hacia arriba o hacia abajo en el alfabeto.

¿Cómo funciona el cifrado Ceaser?

Para cada letra del alfabeto, se toma la posición en el alfabeto -por ejemplo, tres para la letra “C”- y se desplaza por el número de clave. Si tuviéramos una clave de +3, esa “C” se desplazaría hasta una “F”, siguiendo el mismo proceso para cada letra del texto plano.

Así, un mensaje legible se transforma en un texto incoherente.

A continuación se muestra un ejemplo de cifrado de un mensaje completo con cifrado César, utilizando un desplazamiento a la derecha de cinco.

Texto plano:

Tres pueden guardar un secreto, si dos de ellos están muertos.

– Benjamin Franklin

Texto cifrado:

Ymwjj rfd pjju f xjhwjy, nk ybt tk ymjr fwj ijfi. – Gjsofrns Kwfspqns

Aunque el texto cifrado parece ilegible a primera vista, el cifrado César es en realidad una de las formas de cifrado más débiles.

El espacio de claves es pequeño y no le costaría mucho a alguien probar las 25 opciones potenciales y finalmente descifrar el mensaje sin conocer la clave.

La estructura del texto plano está intacta y eso hace que el método de cifrado sea vulnerable al análisis de frecuencia. Si se observa la frecuencia con la que aparecen ciertos caracteres o secuencias de caracteres, se pueden descubrir posibles patrones y claves sin necesidad de realizar una búsqueda.

El cifrado César puede expresarse de forma más matemática como:

En (x) = (x + n) mod 26

Esto significa que el cifrado de una letra x es igual a un desplazamiento de x + n, donde n es el número de letras desplazadas. El resultado es que si una letra se desplaza más allá del final del alfabeto, se envuelve hasta el principio. El desciframiento del texto cifrado, o texto cifrado, se definiría de forma similar, restando la cantidad de desplazamiento.

Deja un comentario