¿Debería invertir en Ripple (XRP)?

¿Qué es Ripple y qué es XRP ? En primer lugar, es necesario hacer una distinción entre ellos. Ripple es una empresa que tiene como objetivo la creación de una red de instituciones financieras que pueda abaratar el coste de los pagos internacionales, haciéndolos más fáciles y rápidos en el proceso. Fue fundada en 2012 y funciona como sistema de liquidación bruta, red de remesas y cambio de divisas.

Ripple creó un libro de contabilidad XRP de código abierto; en él, los bancos y las instituciones pueden utilizar XRPs que son tokens de Ripple para lograr las funciones mencionadas de manera eficiente y barata. El objetivo es debilitar la red de bancos e instituciones financieras ralentizando el flujo de dinero y ganando gigantescas comisiones.

La base de datos pública de Ripple se encarga de que todo funcione sin problemas; XRP permite realizar transferencias inmediatas entre cualquier moneda, e incluso oro, sin comisiones, bancos ni intercambios. Todo esto funciona de forma muy diferente al algoritmo de prueba de trabajo de Bitcoin. Ripple no está basado en blockchain, sino orientado al consenso. El Hash Tree resume los datos en unidades que los servidores comparan para ofrecer un consenso.

El proyecto de Ripple es un arma de doble filo para los bancos. Por un lado, permite realizar transferencias instantáneas en todo el mundo, sin importar el tamaño de la transacción; por otro lado, el sistema financiero beneficia a las instituciones financieras que ganan billones de dólares con las comisiones. Ripple tiene previsto eliminar esas comisiones y sustituir algunas tecnologías e instituciones obsoletas. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de las criptomonedas, Ripple planea colaborar con dichas instituciones, lo que podría ser muy interesante dado que probablemente no vayan a ir a ninguna parte en breve.

Entonces, ¿cómo funciona la red Ripple?

Ripple utiliza una especie de libro de contabilidad global que consiste en portales digitales que las instituciones utilizan para poder realizar transacciones a través de pasarelas rápidas a un coste muy económico. Funciona con XRP, pero también con monedas fiduciarias y algunas criptodivisas. Es una forma de gastar dinero a través de las fronteras sin tener que esperar y pagar mucho. No va a ser un gamechanger para la gente común, pero podría ser revolucionario para las corporaciones. Solo hay que pensar que BTC maneja 15 transacciones por segundo, frente a las 1500 transacciones por segundo de XRP.

Entonces, ¿está descentralizado o no?

Es decir, ¿realmente importa al final? Podríamos decir que Ripple Labs, al tener 61 de los 100 mil millones de tokens, nos hace inclinarnos por una definición centralizada. Por otro lado, Brad Garlinghouse, fundador de Ripple, afirma que están avanzando en planes de diversificación que permitirían diversificar los validadores en el libro mayor, haciendo que todo sea mucho más descentralizado.

¿Despegará Ripple?

Ripple está ampliamente disponible en los intercambios. Es, de hecho, una de las criptodivisas más fáciles de conseguir. Es un proyecto sólido y parece muy prometedor. Por otro lado, el hecho de que Ripple Labs todavía tenga 61 mil millones de XRPs significa que puede poner algunos en el mercado en cualquier momento, por lo que mantiene su valor bastante bajo. Es un gran proyecto, aunque probablemente no va a tener grandes picos en el precio de la moneda a corto plazo.

Deja un comentario